Consejos para tener los cubiertos tan relucientes como los de Las Cabañas

Consejos para tener los cubiertos tan relucientes como los de Las Cabañas

El otro día un compañero nos comentó que en una de las mesas estaban comentando lo bien que cuidamos la cubertería y lo limpios que están los cubiertos. No, no os espiamos jajajaja. Simplemente, coincidió que fue a servir una «Ensalada de perdiz escabechada, pato y foie» que los comensales habían pedido para compartir y escuchó algo así como: «Ya me gustaría a mí tener los cubiertos tan limpios como los tienen aquí. ¿Cómo lo harán?».

Pues queridos amigos, aquí lo tenéis: nuestros consejos para mantener los cubiertos listos, higienizados y relucientes como casi el primer día.

Consejos para tener los cubiertos relucientes

  • El primer consejo es tener claro que estos elementos son la puerta de entrada de nuestra imagen ante los clientes. Debes comprender que estéticamente son esenciales de cara al público y que, precisamente, por eso hay que limpiarlos, higienizarlos y cuidarlos para dar la mejor imagen y preservar la salud de tus invitados.
  • Remoja los cubiertos en agua caliente nada más llegar a la cocina tras su uso. Aunque no los puedas lavar porque tienes invitados y debes atenderlos, hazlo. Ten preparado un recipiente con agua hirviendo y mételos ahí. Así, cuando la comida se haya acabado y ya no haya nadie en tu casa, podrás limpiarlos con facilidad.
  • Lávalos después de ponerlos en remojo con jabón y agua templada.
  • Mételos luego en un recipiente con agua (una parte) y alcohol medicinal (dos partes).
  • Sécalos con un paño de algodón.
  • Mételos en un cajón que no tenga humedad. Si la tiene, introduce en la gaveta un saco con arroz o uno con arena de gato y espliego para eliminarla.

Dos consejos extra

Con esto puedes tener tus cubiertos limpios y brillantes para siempre. Eso sí, si los tienes con alguna mancha te podemos dar un par de consejos más:

  • Empapa un algodón con amoníaco o alcohol de quemar, frótalos, lávalos y, luego, sécalos con un trapo de algodón.
  • Pasa un paño con aceite por cada cubierto que tenga manchas y luego lávalo y sécalo.

Y esto es todo, amigos. Estamos convencidos de que así tendréis vuestra cubertería lista para revista y para ser usada en cualquier momento. Ya veréis cómo seguro que escucháis a alguien diciendo eso de «Ya me gustaría a mí tener los cubiertos tan limpios como los tienen aquí. ¿Cómo lo harán?». Y es en ese momento cuando te sentirás orgulloso y podrás contar cómo lo haces.

Contacta con nosotros

Y si quieres venir a disfrutar de una comida excelente y una cubertería digna de tu casa, llama y reserva tu mesa, escríbenos al correo electrónico info@lascabanas.es o ven a visitarnos a la Calle El Carmen, 14, de Peñaranda de Bracamonte.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información.
Privacidad